El líder bajo fuego

 Hablando con un amigo que es soldado (de otro país), comentábamos el hecho de que en algunos países se tiene la costumbre, en el ejército, de ver a los subordinados como objetos o personas para hacer sufrir.

Muchas veces se cae en la humillación y el desprecio, e incluso racismo. De ese mismo modo, cuando los subordinados ascienden son obligados a tratar a los propios de igual manera, sopena de ser castigados.

Es una costumbre, no algo escrito. Pero sucede.

En otros países eso sucede muy poco, de hecho el líder es obligado a trabajar «como uno» para lograr los objetivos. No hay el desprecio o humillación, no tiene sentido.

Le pregunté a mi amigo el porqué de esto. Me dio una respuesta sencilla: Depende de si han estado en combate verdadero, no el combate de un día, sino el combate sostenido y real, o mejor dicho, en guerra.

Resulta que en el combate verdadero, cuando estás bajo fuego, ni las balas o el enemigo saben si tu eres el líder o el subordinado, no se atemoriza si humillas a tus muchachos, y de saber que eres el líder, seguramente serías el principal blanco.

En estas situaciones dependes del que esta al lado tuyo… Imagina que eres el líder de un escuadrón, y son emboscados, y tu arma se tranca… ¿De quién dependes?

Dependes de los que estén bajo tu mando, y de seguro defenderán mejor a alguien que es considerado amigo, que de alguien que es considerado castigador o humillante.

Por eso entonces, aquellos que han estado en combate, siendo líderes y debiéndole, quizás mas de una vez, la vida a sus compañeros de menor rango, entienden que no tiene sentido vivir humillando, o mandando a limpiar las botas o castigando a sus subalternos. Por que no saben si el día de mañana, su vida dependa de ese.

En la vida real, en la gerencia no es distinto
. Estés en la organización que estés, pienso esto: Has estado bajo fuego?

Fuego en el mundo empresarial puede significar demandas legales, fiscalización, cierres o bancarrotas, auditorias, competencia agresiva, presentaciones importante para la empresa.

Así que piensa como tratas a tus subalternos: ¿Darán ellos la vida por ti cuando la tuya esté en peligro? ¿O aprovecharán el momento para disparate por la espalda?

Gracias!

Buscando la libertad verdadera me encontré que es mas difícil de lo que pensaba, pero a la vez muy fácil. He aprendido que no todos quieren escuchar la verdad, que muchos actuamos como el esclavo que recién sale de su esclavitud y ahora pide un trabajo a su antiguo amo. Y así como el Rey Desnudo, nadie se atreve a decirte la verdad. Descubramosla juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
); ga('set', 'forceSSL', true); ga('send', 'pageview');
A %d blogueros les gusta esto: