Kendo

Tu peor enemigo

Nos decía que tomáramos nuestra espada, y que, sin cerrar los ojos, imagináramos que nos enfrentábamos con nosotros mismos. Al principio era extraño y algo hilarante. Sin embargo, una vez que comenzaba la "pelea" se tornaba mas seria la cosa. El contrincante podía predecir mis movimientos. Era rápido y yo...

Una de demonios

- Se que estas allí. No te tengo miedo, lo perdí hace mucho tiempo. Que es lo que quieres? - Quiero hacer una apuesta. - Que quieres apostar? - Que puedo hacerte dejar felizmente a tu esposa, tu familia y todo lo que tienes. A cambio de una vida de aventura y...

Volver arriba
); ga('set', 'forceSSL', true); ga('send', 'pageview');