Cómo manejar el cambio y comenzar trabajos desde casa como freelance

Realizar trabajos desde casa como freelance , se ha vuelto más común de lo que piensas gracias al internet y a la globalización.

Ser freelance y dedicarme a trabajos desde casa me funciona, de eso vivo, al igual que muchísimas personas.

¡Te digo que es complemente posible!

Somos parte de una sociedad emprendedora, inquieta, que genera sus propias oportunidades. Es momento de que proveches al máximo tus conocimientos y herramientas para avanzar como profesional.

Manejando los cambios más difíciles ¿Cómo llevar una vida independiente?

Es buenísima la idea de ser autónomo, y a la vez ganar dinero y oportunidades de crecimiento con ello.

Claro, no es tan sencillo, desde el principio tendrás que enfrentar  algunas transformaciones en tu estilo de vida como:

 

  1. Despedir a tu jefe

Una de las cosas más difíciles de aceptar como freelance es el hecho de no pertenecer a una organización ¨estable¨, no ser  empleados de nadie

Al principio cuesta asumir que tenemos que afinar nuestras habilidades para ser capaces de resolver todos los inconvenientes que puedan surgir.

El hecho de sentir que todo caerá sobre nuestros hombros ¡aterra!, ya no estará un jefe para dar la cara por nosotros.

Eso no es tan grave, créeme, si cumples con tu plan de trabajo, te organizas y  empiezas  a llevar una vida proactiva, no tendrás mayores problemas.

¿Cómo sobrevivir sin un jefe?

No tener a quien recurrir u obedecer puede ocasionarte inseguridad.

Para que eso no ocurra, sé tu propio jefe, elabora metas a corto, mediano y largo plazo, revisa hasta donde quieres llegar.

Sé constante, maneja correctamente tus horarios. Ya no tendrás a nadie que supervise tu entrada y  salida de la oficina, depende de ti el desempeño de tu trabajo.

No te distraigas en el camino, utiliza agendas, o aplicaciones que te sirvan para llevar un registro de las labores pendientes según  tu oficio o profesión y asegúrate de cumplirlo.

  1. Definir y asumir nuevos roles

En cualquier empresa, al contratarte, de inmediato te asignan un puesto y un número de tareas  en un área determinada.

El día a  día de un freelance  es totalmente diferente, es otro cambio que puede asustar un poco.

Un freelance posee toda la responsabilidad de su negocio. Y entonces ¿Cómo lograr el éxito sin fallar en el intento?

Te recomiendo concéntrarte y responder de manera positiva a todos los compromisos que debes coordinar:

Trabajos desde casa como responder emails a tus clientes, ocuparte de las finanzas (ahorros e inversiones) entregar proyectos a tiempo, fijar horas dedicadas al marketing, por solo nombrar algunos. Nuevamente te recuerdo, la clave está en la organización de tus ideas y acciones.

Puedes apoyarte en herramientas y aplicaciones para controlar tu tiempo, actividades, responsibilidadess de equipo, étc.

  1. Reinventarte todo el tiempo

Otro gran cambio es que siempre tendrás que aprender cosas nuevas, la ventaja es que tú escoges que aprender.

Al ser autónomo, decides que trabajos harás desde tu casa según tus intereses, así que siempre indagaras sobre temas que te motivan y gustan.

Aprende incluso de tus errores, sácale provecho a todo: a lo bueno y a lo malo, si te equivocas, olvida los sentimientos de culpa, esfuérzate y mejora cada día.

  1. Ser original

Debes ser tú mismo, cada ser humano es único e irrepetible, muéstrale al mundo tus ideas y ¡convéncelo! Todos tenemos algo diferente que decir y aportar a la sociedad.

Al escoger algún proyecto no pienses solo en el dinero, haz cosas que te gusten, que sean fieles a ti y a tus intereses.

Imprime tu sello a cada trabajo, demuestra tu amor y vocación por lo que sabes hacer,  notarás la diferencia.

  1. Convertirte en una marca

Al ser freelance automáticamente te convertirás en una marca personal.

Serás  el principal promotor y vendedor de tus ideas y propuestas, tienes que ser experto en el trato con las personas, entenderlas y darles lo que quieren sin dejar de ser tú.

Lo lograras siendo amable, amistoso y sobre todo mente abierta, recuerda que estamos en un universo lleno de posibilidades, no digas no puedo sin intentarlo primero.

Transfórmate, proyéctate y véndete.

Libertad es igual a felicidad

Ser independiente, como ya sabes, no es  trabajar menos, sino  trabajar cómodo y feliz, dejándote llevar por tu criterio.

La libertad es maravillosa y adictiva, te acostumbras a salir cuando quieres, planificar viajes, decidir a qué horas te levantas o te acuestas, incluso que tiempo pasaras con la familia.

Detalles que hacen la diferencia.

Se trata de un cambio de estilo de vida, si no te gusta la rutina, ¿por qué vivir para ella?

¡Crea espacios para la recreación y apuesta a una vida saludable!

Cuida tu salud, come sano,no olvides hacer actividades que te conecten con la sociedad, la naturaleza y tu entorno.

Nutre tu ser, diviértete, relájate, también es parte de ser independiente.

Es importante que aproveches tu libertad para tener una vida plena y reconfortante.

Al cruzar la línea que divide lo conocido de lo inexplorado, sentimos incertidumbre porque nos resistimos al cambio.

Sin darnos cuenta que es a lo que más estamos expuestos.

Así que permite que el cambio sea natural en ti. ¿Qué esperas?, ¡comienza ya!.

Para dar pasos cortos y seguros sobre como inciar en el trabajo freelance revisa este artículo.

Para que en tu email te enteres de nuevos artículos sucríbete a mi lista de envíos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *