Amigo – Novio – Esposo – Amante – Padre

Uno de los consejos mas grandes que me han dado y que he tratado de seguir es el siguiente:

Trata de ser un buen padre, pero sin olvidarte de ser esposo, novio, amigo y amante.

Existen distintas fases en las relaciones de pareja. Comienzas conociendo a la persona. Si las condiciones están dadas, existe un hilo que los relacione y son compatibles, entonces podrán convertirse en amigos.

Luego de ser amigos, si se cultivan valores y sueños mas o menos comunes, se da paso al ser novios. Una vez formalizada la relación y tomada la decisión, pueden llegar a casarse, ser esposos.

Una vez llegan los niños se convierten en Padres.

Y en cada fase, con excepción de la paternidad (obviamente), pueden ser amantes.

Ahora. Estas no son solo fases. Se convierten en facetas de una misma persona. Una buena esposa será eso por el hecho de ser una buena amiga, una buena novia (si, novia) y una buena amante.

El consejo que me dieron era el «seguir las fases» y luego mantener las facetas presentes cada vez que sea posible.

Entonces, si somos novios, no dejar de ser amigos. Y esto no es mas que no dejar de hacer lo que se hace cuando eran solo amigo: hablar, conocer, compartir, confesar, coherencia, honestidad, etc.

Si son esposos, deben seguir siendo amigos y novios. Nunca dejar de serlo. A ser novios lo podemos describir como el proceso de conocerse, explorarse, y amarse como si no hubiera mañana, soñar, construir y crear.

Si son padres, no olvidarse nunca, pero nunca, de ser amigos, novios, esposos, y amantes. Entendiendo el ser esposos como la pareja que tiene un compromiso común, y trabajan en común para lograrlo. Y cumplen con las responsabilidades (casa, gastos, paseos, etc.).

Amantes sería la pareja sexualmente compatible que busca el momento para demostrarse su amor de la manera mas pura.

Es importante tener claro que es lo que significa cada cosa, buscar el tiempo para revivir las fases pasadas, y convertirlas en facetas de la vida actual.

Este consejo me ha servido mucho para no concentrarme en una sola cosa, como por ejemplo ser un buen padre o un buen esposo. Lo ideal es ser buen amigo, buen novio, buen esposo, buen padre y buen amante.

¿Que opinas?

Buscando la libertad verdadera me encontré que es mas difícil de lo que pensaba, pero a la vez muy fácil. He aprendido que no todos quieren escuchar la verdad, que muchos actuamos como el esclavo que recién sale de su esclavitud y ahora pide un trabajo a su antiguo amo. Y así como el Rey Desnudo, nadie se atreve a decirte la verdad. Descubramosla juntos.

5 comentarios

  1. alejandra
    21 julio, 2009

    Nada facil para muchos

    Responder
  2. Godofredo
    17 febrero, 2010

    Esta bastante interesante pero quiero saber si una amante se puede ser la propia esposa

    Responder
    1. Jean Devenish
      18 febrero, 2010

      Indudablemente, incluso es interesante «meterse» en ese papel. Puede hacer las cosas picantes, especialmente si ya llevan tiempo en el matrimonio.

      Responder
  3. Clarii
    18 marzo, 2010

    ahh!!! muchisimas gracias por esta informacion, me ha ayudado a entender mas sobre este tema.

    Antes dudaba de que es lo realmente soy y debo ser, pero esto me ha orientado un poco gracias.

    Responder
    1. WhiteDragon
      19 marzo, 2010

      Es un placer Clarii, aunque el honor lo debo compartir con mi esposa y papá Dios.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
); ga('set', 'forceSSL', true); ga('send', 'pageview');
A %d blogueros les gusta esto: